jueves, 2 de febrero de 2012

Lavando vida

Vieja leyenda campestre relata
Que en días de generoso sol
lavanderas lavaban ropa en el río
Que mientras lavaban
la corriente se llevaba el hilo secreto de sus palabras

Hoy día se lava menos ropa en el río
Pero no lleva menos secretos la corriente
Hoy en el río la luna se lava de pensamientos
Uso confuso del nocturno
los envía en insomne persecución

También se lavan en el río los luceros
Dudas y desventuras clavamos inmisericordes en su brillo
Si los luceros no se lavaran en su cauce
millones de luces sangrantes en el cielo
sólo mostrarían ocasos en los cristales

Era más fácil antes
-supongo piensa el río-
Hoy piden tantos vivos tanta más vida
pero en sus aguas
el presente asoma sólo un momento sin retorno

En algunos siglos es probable que alguien escriba
Vieja leyenda urbana relata
Que en noches de luna y luceros
los humanos lavaban su vida en el río
Que mientras lavaban
la corriente se llevaba el hilo secreto de sus pensamientos



Gizela Rudek J
Safe Creative #1202021012935

24 comentarios:

VivianS dijo...

Qué bonita la imagen de los luceros lavándose en el río!
Las leyendas tienen esa magia especial que moviliza, lo inverosímil se torna cierto a los ojos de los que saben volar, y eso está en tus versos. A veces me siento una romántica empedernida capaz de creerse que los elefantes rosados vuelan.

Ahora yo me pregunto: Dado que meto todo en el lavarropas, zapatillas, cortinas, ropa…¿Se podrán lavar los luceros? Porque sí, sí, es muy bonito, pero en estos tiempos modernos hay que aplicar la ley del menor esfuerzo. No es cuestión de estar en cuatro patas arriba de una piedra del río con un cangrejo colgando de tus nalgas, esto puede originar dolores cervicales y luego a la hora del ñiqui-ñiqui tendremos que decir que “nos duele la cabeza”. Es mejor divorciarse porque se rompió el lavarropas que por ser estatua-viviente-sexual. (Mira tú pa’ donde agarré)
En fin, que voy por un café, tal vez regrese.
¿Cuántas veces se puede comentar en una entrada?
Besos
Muacksssss

Gizela dijo...

DIOS MÍO!!!!!!
En los escarabajos que pego en mi heladera, podré una nota, para cuando vengas: OJO, URGENTE, NO OLVIDAR!!!!
Mantengan lejos de la ropa sucia a Vivians!!!!!
Dos lavadas de las tuyas y me dejas sin armario jajajajaja!!!!!
Con respecto a tu pregunta...necesito alguien experto en castellano y gramática jajajaja
Los luceros y la luna..."se lavan" ellos solos en el río jajajaja!!!
No sé si como los elefantes rosados existen, también se puede expresar como lo hice...o tengo que reescribirlo jajajaja!!!
Mira por donde te fuiste, dejándome con más dudas que las que le envío a la luna...en mis trasnochos
jajajajaja!!!!
Tengo que llamar a algún amigo, que sea poeta de verdad y que me saque de dudas jajajaja
Menos mal que no se papel, y se puede editar!!! jajaja!!!
Ya no confío ni en mí, ni en ti...las dos estamos locas, así que esperaré por algún cuerdo que pase por aquí jajajajaja!!!!!
BESOTESSSSS

azul dijo...

He visto en tu escrito a las mujeres lavando en el rio...

Y de repente como nunca he pensado que lavando su ropa, lavaban todos esos sentimientos que a uno se le pueden ocurrir depende el momento...las miserias...la tristeza, las ilusiones...la vida...

Y me ha dado pena...o quizás sea buenolimpiar un poco la vida para que quede lo bueno después del jabón

BESOS PEQUEÑA

Terox dijo...

Cómo cambian las cosas... antes la lavada era una actividad social... ahora, simplemente es algo que da pereza... y aparte de esto, es difícil ya encontrar un río al que uno se pueda acercar si arrugar la nariz... por lo menos cerca de las ciudades... en fin, mejor pensemos que los luceros sí se lavan allí, sin importar lo demás...

Gizela dijo...

AZUL
Pues sí...era su momento para los cuentos del día a día, también cuentan las leyendas campestres, que a veces "ensuciaban" a alguien jajaja!
La luna y los luceros, están de acuerdo contigo...después de lavarse de "tanto nosotros"vuelven a relucir.
Nosotros también...
BESOS MUCHOS

Gizela dijo...

TEROX
Cuando viajamos por el amazonas...lavamos la ropa en las piedras, por lo menos la ropa interior y alguna camisa, especialmente yo, para no cargar tanto perolero en el morral jajaja
Pero tienes razón, mucho a cambiado todo...
BESOTESSSS

mardelibertad dijo...

Atrapas con tus letras, se lee y se ve...
Un abrazo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Mi madre me cuenta que ella de niña lavaba la ropa en el rió, mis abuelos tenían una finca en la zona sur del país y en aquellos años no había muchos caminos para salir a los pueblos.

Ahí se criaron, después yo recuerdo de niño que cuando vivía en San José habían un montón de pilas donde la gente lavaba, lo que no recuerdo es porque habían tantas, no se si era una lavandería pública o que, pero esa imagen me vino al recuerdo, le voy a preguntar a mi mamá.

Y si hay un refrán que dice así: la ropa sucia se lava en casa jaja, supongo que en los pueblos de antes, en los ríos se socializaba y se conocía la vida de todos y todas que no iban a lavar al río. Ya que eso pasa, el que no esta, es al que crucifican.

En la Biblia nos habla del rió Jordán, un rió muy sucio por cierto y ahí hay citas muy interesantes sobre ese río.

Por algo las sociedades a veces intentan lavar sus conciencias, ojala que los hilos nos e queden corriente abajo en laguna presa que detenga el rió, para que no puedan ser hilados.

Saludos

Ginebra dijo...

¡Me encantó!
Me recordaste a las lavanderas. Cuando era niña aún había gente que lavaba la ropa en el arroyo o las gargantas circundantes al pueblo serrano en el que nací.
Besos

Gizela dijo...

MAR
Gracias amiga, siempre eres un lindo empujón para esta aprendiz
BESOS

Gizela dijo...

ROY
Yo también tengo imágenes de esas lavadas de río, de cuando era niña
Cuando pasaba vacaciones en la hacienda de mis hermanos, las mujeres de esos campos, aun cuando había donde lavar ropa en unas gigantescas bateas, ellas los días de sol sabroso, preferían ir al río y lavar allá...creo que era como una especie de fiesta femenina, porque después se bañaban ellas y recuerdo que con mucha algarabía...así que seguro era un momento de felicidad...
En ese entonces, los hombres no sabían, ni entendían mucho...
eso de: Necesito momentos para mí sola, y la lavada sería una buena excusa, sin alborotar los ánimos machistas jaja!!!

Lo que si nunca vi, es eso de muchas pilas juntas...
Pregúntale a tu mamá, seguro hay ahí bonita historia
Mi mamá me cuenta, aunque no eran pilas de lavar, que en nuestro pueblo en Polonia, ellas no horneaban las tortas, ni los panes en la casa.Que había hornos colectivos en el pueblo, y las mujeres llevaban todo lo que necesitaban hornear a ese sitio.
La modernidad de las ciudades, ha traído muchas cosas buenas, ha facilitado mucho la vida, pero también la ha convertido en vida mucho más individualista...
BESOS

Gizela dijo...

GINEBRA
Bueno!!
Esto de la lavada en el río...a todos nos ha traído recuerdos bonitos jaja!
Me alegro, que mi lavada de pensamientos secretos, con la luna y los luceros, haya generado bonitos recuerdos a todos
BESOS

Steki dijo...

Hola, Gizzzzzzzzzzzz!!!!!!!!!!
Shhhh, paso de incógnito pero no podía dejar de agradecerte el haber ido a saludarme por mi cumple. Gracias, amiga querida. Yo sigo ausente.
Muchos besos y abrazos,
Steki.

Aristos Veyrud dijo...

Las lavanderas han sido una imagen seductora dentro de todas las artes, muy conocidas son las pinturas de Gauguin con las Lavanderas de Arlés como las de Vincent Van Gogh recreada por A. Kurosawa en sus Sueños El puente y las lavanderas Sí, se trata de dejar ese secreto recóndito e íntimo en la corriente de la sabiduría del universo, como lo hacen la luna y los luceros y de lo cual la poesía es testigo. Es tanto lo sucio de hoy, que los ríos ya no pueden fluir con tanta pesadilla que los eclosiona. Nuestra esperanza está en los poetas que inspirados en la sabiduría de los luceros que aún se lavan en los ríos, despejan ese cielo libre de luces sangrantes.
Gran poema Giz!!!
Un beso!!!

Catalina Zentner dijo...

Extraño un río, espejo de lapachos en flor, tu poema me llevó a ese paisaje soñado.

Abrazos,

Gizela dijo...

CATA
Es lo bueno de tener siempre atesorados, los recuerdos bonitos...
Saltan en el momento menos pensado, a veces, en el momento más necesitado.
BESOS AMIGA!

Gizela dijo...

STEKI
Tu nunca pasarás de incógnito amiga mía...los tangos y las milongas, son demasiado evidentes, y tu vuelas bailando.
BESO

Gizela dijo...

ARISTOS..
Tienes razón metaesteta!!!
Las lavanderas y su imagen, arrastran mucha lindura y los ríos...bueno los ríos arrastran de todo...no sólo sucio
Pero si es desde el punto de vista ecológico...no todo está perdido...más bien se comienza a ganar espacios limpios...
No soy pesimista con el mundo..mucha conciencia bonita a despertado entre los humanos, especialmente entre los jóvenes, y hoy día,en estos benditos tiempos modernos y de alta tecnología...hasta los ríos, se pueden "lavar"
BESO ESCRITOR!

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy bonita semblanza poética de las lavanderas de antaño. Me ha encantado. Un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Conocí este espacio gracias a un blog amigo, me gustó mucho.
Dejo un cariño.
HD

Gizela dijo...

ALMA
Lindo sentirte!!!
Gracias poetiza...es un honor!
BESOS

Gizela dijo...

HUMBERTO
Gracias por el comentario y gracias por el lindo correo!!
Bienvenido a este espacio de intentos!
Un abrazo

Gelu dijo...

Buenas noches, Gizela:

Leía tu poema, y los comentarios y me venían canciones a la cabeza, y pensaba en mujeres lavando grandes coladas de ropa, como las que pintó Van Gogh, y tantas otras...

Te dejo algunos enlaces: lavanderas de Portugal

Ensaboa

Povo que lavas no rio

Un abrazo.

Gizela dijo...

GELU
Buenos días!
Gracias!!
Uno más hermoso que el otro...
Los he disfrutado, como ni te imaginas
El fado es tan nostálgico y tan sentido...siempre.

Coladas de ropa...todavía no me acostumbro.
Recuerdo la primera vez, que escuché de mi vecina la expresión...y como la dijo sin ningún contexto del que agarrarme, soló un: Me voy porque tengo que hacer la colada...me quede días, sin saber que me quiso decir...

Gracias de nuevo por las lindura enlazadas.
BESO

OBRAS DE MENTEINVISIBLE