martes, 13 de junio de 2017

De madres en el mundo y Luis Ortega Díaz en Venezuela



Cada día es más difícil escribir sobre Venezuela ¡Nada mejora! Eso sí, aumenta la lista de jóvenes asesinados: Neomar Lander, 17 años, ya no está ni estará. La víctima número 66 en dos meses de diaria protesta. Todo termina siendo un número entre los horrores,  para los medios, para el régimen, para la oposición; y un dolor hondo y eterno para su madre. No pude evitar ponerme en su lugar e imaginarme como ejercicio de tortura, haber perdido a mi hijo. Pero sé que todas las madres somos un poco así de masoquistas, cuando vemos el desgarro en otra de nosotras. En esos días de Neomar en titulares y lágrimas venezolanas, otra madre en España, lo más probable telefoneó a Londres al mismo tiempo que yo; con la diferencia que mi hijo contestó el teléfono, y ella ayer enterraba al suyo asesinado en el atentado. Ignacio Echeverría quiso proteger a una mujer que era atacada con puñales por un terrorista yihadista en Londres, y ese heroísmo le costó la vida.
Y hablando de madres y de Venezuela, estoy segura que la madre de Leopoldo López nunca olvidará que fue Luisa Ortega Díaz, nuestra Fiscal General de la República Bolivariana De Venezuela, la que encarceló a su hijo; y estoy más que segura que piensa en ella, cuando es obligada por los esbirros del régimen a desnudarse antes de visitarlo por ¿si lleva una lima de barrotes en su intimidad ? 
El ex presidente Rodríguez Zapatero también lo ha estado visitando, para conseguirle tiempo y paz a Maduro, pero a él no lo desnudan de vestimenta, pero hace rato los venezolanos lo desnudaron de su disimulo democrático, para mostrar su izquierda trasnochada, que avala un régimen que utilizó 84 millardos para comprar comida y 769 millardos para armamentos, mientras la gente rebusca comida en la basura.
Pero el mundo gira y también Venezuela y Luisa Ortega Díaz, después de su primer acercamiento a la legalidad, sigue al lado de la Constitución y han pasado semanas y ahora es blanco de insultos y amenazas por parte de sus antiguos socios de la revolución y ella les dice que el día que repartieron el miedo, ella no llegó;  y hoy pidió el cese de los jueces del T.S.J.
¿Cuándo y cómo termine nuestra pesadilla?  Nadie lo sabe. La gente sigue en la calle tragando gas lacrimógeno y la Guardia Nacional, tan "nuevo hombre de la revolución" "hace su agosto"  robando cámaras, carteras y relojes o pendientes de los manifestantes,  y los colectivos saquean impunemente negocios al paso de las manifestaciones Mientras tanto horror sobre los venezolanos, el mundo no reacciona en acciones y se queda en palabras rimbombantes. Pero igual su inacción será "cuchillo para su propia garganta", más temprano que tarde, como reza nuestro viejo refrán.
Desde Venezuela siguen saliendo toneladas de cocaína, gracias al negocio de los Generales que sostienen a Maduro y los narco terroristas  de la FARC,  instalados y amparados por el régimen castro- chavista. En menos de un mes han sido incautadas 3.700 Toneladas de cocaína en barcos venezolanos, solo cerca de las Islas Canarias  ¿cuántos habrán ya pasado por otras vías?

OBRAS DE MENTEINVISIBLE