jueves, 15 de marzo de 2012

Una pausa por duelo



Hoy, en Acarigua, a la cinco de la mañana, hora muy usada por esta aprendiza de vida para sus reflexiones de ventana y café bien caliente. Aprovechando el impulso de un nuevo amanecer, partió, para mejores amaneceres MAMA DOÑA
Una madre que me regaló el destino, y quien en vida, me regaló su inmenso cariño y un caudal de gratos recuerdos, que siempre me acompañarán y siempre, siempre, me harán sentir mujer afortunada. por haber tenido un lugar tan especial en su corazón.
Mama Doña me quiso como soy y me quería en lo exagerada también
Le gustaba cuando llegando de viaje,desde la puerta, a todo grito de buen pulmón, le decía:
¡Mama Doña llegué !!!
Y esto sólo es un hasta luego, esta vez viajaste tú, y de nuevo me tocará gritar a mí, en alguna nube....
MAMA DOÑA LLEGUÉ!!!

Hasta luego viejita linda!
Descansa!



Estoy en Venezuela, no me será fácil, visitarlos, pero de vez en cuando me daré una vueltica por sus espacios, para alimentar mi ilusión y mis ganas.
BESOS A TODOS

OBRAS DE MENTEINVISIBLE