lunes, 24 de noviembre de 2008

Elecciones regionales en Venezuela

Hay una brisa fresca, anuncio de nuevas lluvias, y puedo disfrutar el lindo trinar de pájaros que siempre acompañan mis amaneceres. Estando en Madrid o en Venezuela, es una suerte, que siempre me ha acompañado. No sé si los persigo yo, o sí me persiguen ellos, pero lo importante es que siempre salpican de alegría de espíritu, mis amaneceres y mi café mañanero.
Hoy revisaba los diarios acompañada por ellos.
Ayer culminó el proceso de elecciones regionales en mi maltratado país.
Los diarios destacan en sus titulares que el chavismo perdió en las ciudades más importantes, y triunfó en las zonas rurales.
Nada extraño para mí ese triunfo contundente en las zonas rurales. Entre las pequeñas acciones que este gobierno "tuvo" que implantar, fue la obligar a los dueños de haciendas y fincas, colocar baños y estaciones de agua potable a sus obreros.¿Insólito!! Si, ¡insólito!, ¡vergonzoso!, pero cierto. No comentaré más nada sobre eso, siento vergüenza ajena. No lograré nunca dejar de sentirla.
El triunfo de ayer ha sido importante, para el sector que se opone al presidente Chavéz.
Muchas celebraciones hubo anoche. Presencie la cobertura del los escrutinios en casa de amigos, pero no supe celebrar, regresé a casa, callada, pensativa.
Hoy sólo pido, que los que ganaron, recuerden él porqué Chavez, su incapaz odio y corrupción, está gobernando este hermoso país.
Hoy pondré mi velita en esta entrada...

Por los que ganaron apoyados por Chávez, para que se deslastren de estos 10 años, de odio ineficiente y honren el voto que recibieron, con trabajo y sincera entrega por su país.
Que enaltezcan las palabras revolución y cambio, en su esencia, y no como mero panfleto propagandístico, respaldado por una repartición usurpadora de migajas, hacia un pueblo que por derecho propio es el verdadero dueño de todo.Un pueblo que requiere seguridad social, trabajo, paz, futuro para sus hijos, y una clase política que entienda que no es dueña de nada, sólo prestataria de un honroso servicio.

Por los de la oposición que ganaron en esas importantes ciudades, para qué recuerden, que no se puede gobernar a espaldas de una realidad, que grita cada vez con más desesperación, que SON HUMANOS, con sueños, ilusiones, y derechos, los que viven miserablemente, prisioneros de cerros que se derriten con la lluvia, en malditas barriadas donde la sangre tiñe cada día las paredes de los ranchos y trozos de tela negra en las ventanas, marcan como banderas de horror, el dolor de madres, viudas y huérfanos.
Para que recuerden, que gobernarán importantes ciudades donde los venezolanos siguen viviendo, envueltos en todo tipo de penurias, y presenciando el más injusto contraste de vida, en un país que tiene todas las riquezas imaginables, pero siempre ha sido y es, un país en el que la miseria ha ahorcado y sigue ahorcando a su gente, mientras una danza de miles de millones de dolares, se empeña en escupirles la cara y arrinconarlos en la desesperación.

Ambos grupos, tienen en sus manos la oportunidad de hacerlo bien, y la vida me ha enseñado en mi propio recorrido, que la oportunidad, al igual que el amor…
... también se cansa de tocar inútilmente, la misma puerta.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Pero sólo es su amor




Regala remanso de calma, pero zarandea con tormentas boreales de pasión umbrales en espera. Se hunde en la entrega. Desprende hilos de renuncia y un nudo gordiano aguarda con ansia la espada afilada que marcará un incierto destino. Es inicio que de final se deslastra en un pozo húmedo de besos. Y entre fondo de espejos cóncavos y convexos sólo se refleja un tuyo que no se divide. Se gritan victorias y lloran rendimientos. Se respiran los suspiros. Se suspiran las entelequias. Regresan los colores que guardaron amaneceres y las noches polvorientas de luceros iluminan el camino de dos con la luna. Con ternura de piel de él abriga su alma y dos se desnudan del gris cenizo que dejó ayer un olvido. No importa cuantas vueltas hayan dado las manecillas del reloj. Todo comienza a la hora nueva del amor.

OBRAS DE MENTEINVISIBLE